Comunicació / Opinions / Priorat

Castell de Falset- Castell del Vi

Vaig prometre en obrir aquest bloc que publicaria el resultat del treball de final de màster un cop acabat. Encara està pendent d’avaluació per això de moment només en publico les conclusions. Espero poder-lo compartir en breu. La redacció és en castellà perquè el màster l’he cursat a la URV i la Universitat de La Rioja.

DSC_0873

 

El turismo en el Estado español ha recuperado los datos de sus mejores épocas. En 2012, 57,9 millones de turistas internacionales, un 3% más que en 2011 estuvo de vacaciones en nuestro país, según el ministerio de Industria, Energía y Turismo. El repunte de la actividad turística, también detectado en Cataluña con un incremento del 9%, y el impulso del enoturismo hacen pensar que estamos ante un sector emergente, en auge, con posibilidades para el desarrollo económico local de zonas agrarias rurales, con el apoyo indudable de la cultura. En FITUR 2013, el enoturismo se hizo por primera vez un hueco con la presencia de bodegas y alojamientos que promocionaron su trabajo constante para fomentar el turismo del vino.

En Cataluña, con más de 400 bodegas que elaboran vino, esta modalidad de turismo cultural está también en auge. Se dirige a un público más especializado, exigente, con poder adquisitivo más elevado y representa un atractivo especial para el sector. Es además un elemento importante de promoción regional y de desarrollo rural, de ahí la determinación de fomentarlo también en Falset y en el conjunto de la comarca del Priorat.  Y un equipamiento como el Castell del Vi ha de jugar un papel determinante en esta estrategia que justo ahora está empezando a andar, pues la oferta empieza a profesionalizarse viendo las oportunidades que llegan de la mano del sector.

Pugem al castell, on va néixer la vila en el segle XIII, residència dels comtes de Prades, bressol de les reines Elionor de Xipre i Margarida de Prades. Hi pugem des de la plaça d’Àngel Marquès (on hi ha la pedra de la forca), agafant el carrer de l’esquerra. El castell ens permet tenir una bona vista del poble i del territori, amb la muntanya de la Mola i la serra de Llaberia davant per davant”. Lo escribe el periodista de Falset Toni Orensanz en un artículo para la revista catalana de viajes Descobrir que puede consultarse en este link http://www.descobrir.cat/ca/notices/2012/05/molt-mes-que-vi-a-falset-1078.php. Sorprende la referencia al Castell de Falset pero sin embargo no se menciona el conjunto monumental y sus distintos recursos, quizás porqué aún no existe la conciencia local que es un producto cultural de primer nivel, que para todo aquel que viene a descubrir la comarca es un punto imprescindible de descubrimiento.

Con el presente trabajo se establecen las bases para que esto no ocurra más. No puede suceder que se mencione Falset sin que se recomiende una visita al centro de interpretación que cuenta la historia de la viticultura de una comarca ahora reconocida internacionalmente por sus vinos. Debe considerarse  casi una obligación realizar una parada en el Castell del Vi, lo mismo que visitar la Cooperativa Falset Marçà que ha cumplido 100 años o comer en un restaurante de tradición catalana con más de 90 Navidades a sus espaldas como el Sport o deleitarse en la cocina de quilómetro 0 d’El Celler de l’Aspic.

Con las propuestas que recoge el trabajo, debe devolverse el esplendor al Castell de Falset, un espacio simbólico que ha de ir unido a cultura, patrimonio, historia y vino. Aunque el contenido del centro de interpretación es sólo una aproximación al sustento económico y social de la comarca, la producción del vino, se debe considerar el conjunto como un centro de irradiación cultural con recursos distintos para públicos diversos. Además, debe tenerse muy presente que cualquier espacio y éste también debe reinventarse constantemente para mantener el atractivo y despertar el interés en el visitante. Sin duda hay espacios de la exposición permanente que podrían actualizarse por un lado,  y por otro modernizarse con nueva información que ayude al visitante a adentrarse aún más en el misterio y la magia de una comarca vitivinícola como ésta.

Cierto es que la situación económica no acompaña pero no puede haber marcha atrás. La coyuntura obliga a realizar una apuesta por la creatividad, el ingenio y la imaginación. Sacar provecho de un espacio que de no existir, debería crearse, porque necesitamos espacios físicos que reúnan de forma más o menos tangible la  historia de nuestra cultura.  Sacar del olvido y del anonimato al Castell del Vi es una prioridad y no se puede perder ni un minuto atribuyendo la culpa a la ausencia de recursos económicos.

Con voluntad y determinación y una estrategia de gestión y promoción consensuada por los miembros de la Fundación, y una ampliación y cesión de responsabilidades de este órgano a las entidades más directamente implicadas, pueden establecerse complicidades con los agentes que quizá hasta ahora no han sentido la necesidad de vincularse. Pero ahora la crisis más que por convicción por necesidad les obliga a ir de  la mano. Y esta suma de intereses puede ser beneficiosa para el conjunto del territorio.

Lo esencial, que es la estructura y el equipamiento ya está construido, con una inversión demasiado importante para dejarla perder. Ahora es momento de implementar actividades que ayuden a ganar visibilidad y repercusión, flujo de visitantes locales y aficionados al mundo del vino, trabajar codo con codo con las bodegas y sus profesionales que pueden encontrar en el Castell un espacio de formación y contacto, y con los agentes promotores del enoturismo en Falset y comarca. Explorar la inclusión del centro de interpretación en la asociación Enoturisme Priorat sería un paso importante, y adoptar una posición destacada en la próxima Feria del Vino de Falset, otro.

El Castell del Vi es un espacio que respira autenticidad por todos los costados y es fiel a la realidad del territorio. Debe, aún así, trabajar más la visita experiencial, atendiendo a la cada vez más exigente demanda turística, actualizar contenidos, definir claramente el espacio de degustación, otro de lecturas, decorar con barricas sus accesos y hasta en los alrededores se podrían plantar cepas de las variedades locales, principalmente la garnacha y la cariñena, las autóctonas de la zona. El suelo tan característico del Priorat – que ya está presente en la exposición- debiera también tener presencia física en el centro. Pues la licorella es además de evocadora un indicador del nervio de la comarca.

Y por otro lado, el Castell del Vi debe fomentar la interacción y comunicación con el visitante. Ese gran mural en la entrada del centro de interpretación (sobre el muro de piedra) para que dejen sus mensajes, puedan sacarse fotos y participar en concursos y premios a través de la red, es una manera de empezar a implicar a todos en la construcción de un nuevo tiempo para un espacio innovador que aún tiene mucho recorrido para andar. Debe abrirse a la ciudadanía para que esta lo conozca y lo disfrute. Para que lo considere propio y lo pueda recomendar. Debe establecerse una relación más próxima y ha de fomentar el tránsito de visitantes por medio de actividades que de manera directa o sectorial estén vinculadas con el vino. Pensando en la heterogeneidad del público e intereses.

Como el profesor Oriol Miralbell comentó en el bloc del trabajo http://elcastelldelvi.worpdress.com “si el espacio reúne autenticidad, modernidad, márketing y la dimensión y proyección internacional del Priorat ya tiene muchos puntos para ser exitoso”. Así pues, es imprescindible trabajar los aspectos de esta afirmación que todavía son una quimera. Y sobre todo atender a las voces y manos que están dispuestas a colaborar con ideas, como ha demostrado alguno de los comentarios recibidos en el blog: hay interés por participar desinteresadamente siempre y cuando se tengan en consideración las opiniones, sean procesadas y en la medida de las posibilidades aplicadas.

Es muy importante para consolidar y promocionar el Castell de Vi que se desarrollen las propuestas expuestas en la línea de facilitar la experiencia de los visitantes y que consideren el complejo como un espacio con múltiples posibilidades de adentrarse en la cultura, en la viticultura, en la gastronomia y en el paisaje. Sin duda las propuestas de actividad han de sentar las bases de un proyecto de futuro que debe cuidar la gestión por encima de todo porque de ello depende el funcionamiento idóneo del espacio. La gestión es clave y el entendimiento con los agentes del territorio fundamental. Y además, debe considerarse como imprescindible una acción comunicativa permanente puesto que para generar imagen pero también para rendibilizar el equipamiento, antes éste ha de ser conocido. Y ahora son muchos los instrumentos que están en nuestras manos (las redes sociales por ejemplo) y que nos pueden situar en la vanguardia con más voluntad e ideas que recursos económicos. Justo para el próximo 30 de marzo se está trabajando en una jornada para mostrar la potencia de las bodegas cooperativas del Priorat, a través de catas y una mesa redonda. Pues aprovechando esta efeméride se ha considerado oportuno contactar con un grupo de blogguers dedicados al mundo del vino y del enoturismo para que asistan a la misma y la puedan retransmitir a través de sus respectivas redes sociales, para ganar en visibilidad y notoriedad y que luego la información pueda fluir de forma capilar a través de cada uno de ellos.

Queda no obstante pendiente una calendarización y priorización de las actividades expuestas en este documento, y también conocer con exactitud el presupuesto que se maneja para garantizar la operatividad del centro, más allá de los recursos recaudados por medio de las entradas. Son aspectos que deberían desarrollarse antes de poner en marcha cualquier proyecto pero que sobrepasan el ámbito de este trabajo. Sin duda alguna la calendarización debe ir precedida del establecimiento de prioridades en función de la conveniencia de la acción, del financiamiento y del retorno, que puede ser económico o intangible, en el sentido que puede contribuir a mejorar el conocimiento de la comarca y a la vez su imagen y posicionamiento turístico.

Para llegar a las reflexiones que preceden este párrafo, ha sido necesario realizar un amplio buceo por libros, espacios y conversaciones, en Falset. Mantener encuentros con profesionales del Priorat y buscar el contrapunto y explicaciones de otros que lo analizan y observan desde fuera y que a través del blog creado y de las redes sociales han querido participar en la definición de la estrategia. Ha resultado muy fácil poder acceder y contrastar toda la información con la actual responsable del Castell del Vi, Lidia de Mena, y disponer de los materiales y documentos de la Fundación gestora. También en las reuniones del consejo asesor a las que he sido invitada y el contacto directo con las bodegas a través del cuestionario han sido tan útiles como interesantes para procesar la información y entender las relaciones que se han establecido con el centro de interpretación. Quizás menos de las deseadas, por ello hay ahora una oportunidad de revertir esta situación.

Para finalizar, agradezco muy sinceramente la colaboración de todos los que han escrito en el blog y en twitter para completar este trabajo, desde compañeros de máster, a profesionales como Vinologue, Gemma Urgell, Oriol Miralbell, Magí Batllevell, Carles Mera, Ricard Rofes, Yuri Mestres y Núria Sedó. Sus interesantes reflexiones y/o propuestas acerca del espacio y sus posibilidades son una evidencia más que la crisis y las ideas no están reñidas. Y como díria un conocido poeta catalán “Tot está per fer, i tot és posible” (Miquel Martí i Pol).


 

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s